Vinaora Nivo Slider 3.x

Los inmigrantes: invasores o mano de obra barata

Por Silvina Vazquez

Las áreas calientes del mundo, aquellas que por conflictos étnicos, políticos o económicos son parte de este informe.

Rusia es uno de ellos, no solo por su invasión a Crimea sino por su intento de sostener su economía frente al embargo de la Unión europea. Gazpron es la empresa de energía rusa con una influencia creciente en el este europeo y Asia.  En 1989 se convirtió en una sociedad de accionistas y Vladimir Putin asumió el control mayoritario de la misma, de manera que el Estado ruso controla el 51% de las acciones. Gazpron controla el 72% de las reservas de energía de Rusia, quien a su vez posee el 17% de las reservas energéticas del mundo.

A la hora de diversificar mercados, Rusia le vende a China y a Japón, y posiblemente a corto plazo veamos como Gazpron pone en tensión la economía europea en este intento de controlar el mercado energético de Europa.

En África, los conflictos se unen en una terrible coincidencia. La deuda africana es una piedra en el zapato tanto para las empresas financieras internacionales como para algunas instituciones que reclaman su anulación.

La mayoría de los países africanos se independizaron en los años 60 y desde entonces sufren el síndrome de continente pobre. Exportan materia prima e importan productos manufacturados. El desafío es desarrollar su industria, la dificultad es acceder a los mercados de capital internacional.

Para lograrlo son necesarias medidas de ajuste y quizá una reducción de su deuda externa, medida basadas en un programa del año 1996 que benefició a 36 países pobres de los cuales 30 eran africanos. A pesar del panorama, hay algunos signos de mejoramiento; Nigeria, primera potencia del continente mejoró sus acuerdos con el Club de París, Angola se transformó en el primer socio africano de China y este gigante asiático rebajó los derechos de importación y perdonó parte de su deuda. Claro que con China habrá que tener cuidado. Como todo imperio naciente sus ambiciones de conquista no tienen límites y ya, por ejemplo, se apropió de los derechos de importación de la industria textil de Etiopía. Con cautela, puede vislumbrarse algún tipo de mejoramiento económico en este sufrido continente africano, rico en tradiciones y con mucho capital humano.

La inmigración ilegal es otro de los conflictos que preocupan al mundo. En los últimos 40 años quienes se oponen al flujo humano ven a estas personas como las responsables del desorden público. Tanto Estados Unidos como Francia son dos de los principales protagonistas. Las recientes muertes de personas en el Mar Mediterráneo tratando de escapar de África y Siria, han encendido las alarmas y el enfoque está cambiando. Humanismo y seguridad han obligado a los gobiernos a incluir este tema en su agenda política.

Según la comisión de la Naciones Unidas para los refugiados, 3400 personas murieron en el año 2014 y 60.000 niños permanecen arrestados, tras haber tratado de cruzar la frontera México-americana para unirse a sus padres.

La protección de las fronteras en una consecuencia de la partición geopolítica del mundo. Para algunos los inmigrantes son invasores, para otros, mano de obra barata. La utopía de la sociedad sin fronteras es solo eso, una utopía.

Mientras las guerras, la hambruna y la falta de empleo continúen la gente tratará de cruzar fronteras, legal o ilegalmente ya que el sentido de supervivencias es más poderoso que la ley misma.

La iglesia Católica a través de su mayor responsable, el Papa Francisco, sigue dando muestras de apertura. Canonizó a dos monjas Palestinas confirmando una vez más al estado Palestino. Israel no vio, con buenos ojos el hecho. La realidad es que Israel tendrá que hacer grandes cambios en su política exterior y a mi entender reconocer este Estado y dejar el odio de lado el odio ancestral en la Franja de Gaza.

Conflictos, y más conflictos pero la solución se vislumbra en cada uno de ellos. Así lo ve mi mirada conciliadora.

Acerca del autor
Silvina Vazquez
Author: Silvina Vazquez Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Silvina Vazquez Journalist & Foreign Reporter Attended University of El Salvador, Argentina Lives in Montreal, QC, Canada.

Artículos recientes