Vinaora Nivo Slider 3.x

Flúor en el agua y efectos secundarios

 Por: Tatiana Fernández

¿Sabías que a la mayoría del agua potable en el mundo le agregan esta toxina?

Desde hace más de 60 años en la mayoría de los países en el mundo el agua ha sido intencionalmente contaminada con Flúor. 

Sí, aunque parezca paradójico, es el agua común y corriente que tenemos el privilegio de usar cada vez que abrimos la llave del grifo.

Esto significa que cada vez que usamos 1 litro de agua estamos consumiendo entre 0.7 a 1.2 mg/lt de Flúor.

El propósito era el proteger a los niños de las caries dentales, especialmente en zonas donde la población era de bajos recursos y no tenían óptimos hábitos de higiene.

Actualmente esto ha creado una gran controversia ya que no existe ningún mecanismo de control que regule la cantidad de agua que consume cada persona, por lo tanto, el riesgo de tener una sobreexposición a esta toxina es muy alta.

¿Qué es el Flúor en el agua?

Los principales productos químicos utilizados para fluorización del agua potable son “Silicofluorides".   Estos no son productos de fluoruro de calidad farmacéutica; sino son productos sin procesar, es decir, subproductos de fosfato para la industria de fertilizantes que no se someten a ningún procedimiento de purificación, incluso pueden contener elevados niveles de arsénico (más que cualquier otro producto químico para tratamiento de agua).

Riesgos para la Salud

De acuerdo a estudios hechos por el NIH en USA, niños entre 12 y 15 años que han sido expuestos a altas concentraciones de Flúor podrían presentar Fluorosis Dental en donde el primer efecto visible es un daño al esmalte dental. Ese es solamente el efecto cosmético, pero si el Flúor tiene este efecto perjudicial en nuestros dientes también podría afectar otras partes de nuestro cuerpo.    Por ejemplo el Flúor tiene un efecto directo en lo que se conoce como Fluorosis del Esqueleto, en donde hay un daño en los huesos por el exceso de esta toxina, cuyos síntomas son muy parecidos a los de la artritis.

Según Fluoridealert.org, existen otros riesgos para nuestra salud cuando tenemos altas concentraciones de Flúor como problemas gastrointestinales, mayores fracturas de hueso, hipersensibilidad, alteraciones en el cerebro, enfermedades del riñón, cáncer, fertilidad masculina, enfermedades cardiovasculares, enfermedades de la glándula pineal, diabetes, alteración endocrina, enfermedad en la tiroides y toxicidad generalizada.

Cómo evitar nuestra exposición al Flúor

1.- Usa filtros para el agua.

Ten en cuenta que no todos los filtros de agua son capaces de eliminar el Flúor. Los 3 tipos de filtros más efectivos son:

  • Filtros de Osmosis inversa,

  • Filtros Desionizadores (que utilizan resinas de intercambio iónico),

  • Filtros de alúmina activada.

Cada uno de estos filtros es capaz de eliminar aproximadamente el 90% del Flúor en el agua.

Por el contrario, los filtros de "carbón activado" (por ejemplo de marca Brita) no eliminan el Flúor.

2.- Consume agua de manantial o mineral:

La mayoría de las marcas de agua de manantial contienen niveles muy bajos de Flúor. Algunas marcas, sin embargo, contienen niveles altos por lo que antes de consumir agua embotellada debemos comprobar que el contenido de fluoruro sea inferior a 0,2 ppm, y lo ideal menor a 0,1 ppm.

3.- No dejes que tu hijo trague Pasta de dientes con Flúor

La pasta dental con Flúor es a menudo la principal fuente de ingesta de esta toxina en niños pequeños, y es un factor de riesgo importante para el desarrollo de la fluorosis dental. Esto se debe a que los niños tragan una gran cantidad de la pasta al lavarse los dientes.

4.- No te hagas tratamientos de Flúor en el dentista

Aunque en numerosas ocasiones las investigaciones han dicho que el tratamiento con Flúor sólo se debe utilizar para los pacientes con mayor riesgo de caries, muchos dentistas los siguen aplicando en forma rutinaria. El procedimiento de aplicación de Flúor requiere que el paciente este con una dosis muy concentrada  (12.300 ppm) durante 4 minutos y debido a la alta acidez del Flúor, las glándulas salivales comienzan a producir una gran cantidad de saliva, lo que hace que sea extremadamente difícil (tanto para niños y adultos) evitar tragarlo.

5.- Come más alimentos frescos y menos alimentos procesados

Cuando el agua tiene Flúor, no es sólo el agua que lo contiene, son todas las bebidas y alimentos que se fabrican con esa agua. Por lo tanto, como regla general, mientras más procesado es un alimento, más Flúor contiene.

6.- Evita cocinar con sartenes antiadherentes (teflón)

Algunas investigaciones han encontrado que cocinar con sartenes de teflón (sartenes antiadherentes) puede aumentar significativamente el contenido de Flúor en la comida. Por lo tanto, Si tienes sartenes de teflón, considera cambiarlos por acero inoxidable.

7.- Reduce al mínimo el consumo de pollo deshuesado mecánicamente:

La mayoría de las carnes se pulverizan para formar una pasta (por ejemplo, para fabricar los nuggets de pollo) esto se realiza mediante un proceso de deshuesado mecánico. Este proceso aumenta la cantidad de partículas de hueso en la carne. Dado que el hueso es el sitio donde se acumula la mayor cantidad de Flúor, esta carne se contamina produciendo productos altos en esta toxina.

8.- Evita la sal fluorada

Si vives en un país en donde se permite agregar Flúor a la sal, asegúrate que la sal que compres sea libre de Flúor. El consumo de sal fluorada puede aumentar en gran medida la exposición al Flúor de una persona.

¿Y las caries?

Si bien existen estudios que respaldan el uso del Flúor para la prevención de caries, la controversia se crea porque en la actualidad también existen estudios que demuestran que no hay una real prevención al agregarle Flúor al agua. Cada vez son más los dentistas que ofrecen servicios libres de Flúor.

Además, la población en ciudades donde el agua es libre de Flúor no muestra un aumento de casos de caries comparado con la población en donde el agua si lo contiene.

Esta es la principal razón por lo que los países en Europa están dejando de agregarle esta toxina al agua.

Si decides usar el Flúor para la prevención de caries hazlo con algo en donde puedas controlar la cantidad a la que te expones como la pasta dental con Flúor en donde puedes controlar tu exposición a esta toxina de forma tópica y medida y no en algo tan vital como el agua, donde no tienes una forma de controlar tu exposición a este químico.

Fuentes:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19054310

http://www.cdc.gov/nchs/data/databriefs/db53.htm

http://fluoridealert.org

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3491930/

http://www.ewg.org/enviroblog/2015/08/your-drinking-water-safe

 

Acerca del autor
Tatiana Fernández
Author: Tatiana FernándezEmail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
TATIANA FERNANDEZ Como diseñadora grafica y web, escritora,vegetariana, practicante de yoga y meditación, chef aficionado, madre y esposa, disfruto tomando diferentes caminos en busca de la verdad, la real belleza, la sabiduría y el amor. Creo firmemente que el conocimiento es poder. Mi propósito es escribir y compartir todo lo aprendido en más de 30 años de búsqueda y dar a las personas acceso a información que puede cambiar sus vidas. Mi pasión es investigar lo que pasa en el mundo y aprender como sobrepasar nuestros condicionamientos. Somos seres evolutivos, por eso podemos inspirar a nuestro gurú interno a ser el cambio y la solución.

Artículos recientes